Connect with us

Get Digital Products

Debilidades de una empresa: qué son, cómo encontrarlas y ejemplos


Affiliate Marketing

Debilidades de una empresa: qué son, cómo encontrarlas y ejemplos

Debilidades de una empresa: qué son, cómo encontrarlas y ejemplos

Identificar y conocer las debilidades de tu empresa es uno de los primeros pasos para garantizar la operación adecuada en cualquier industria en la que te desempeñes. Ello te permitirá estar mejor preparado para la elaboración de estrategias a largo plazo; es decir, te muestra dónde estás ahora, lo que podría venir en un futuro cercano y qué acciones puedes implementar para mejorar.

Saber transformar tus debilidades facilita la toma de decisiones, permite establecer los ajustes necesarios, ya sea para afrontar cambios en el mercado o la aparición de riesgos, convirtiendo esas desventajas en oportunidades que aporten beneficios competitivos a tu negocio. 

<< Analiza las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de tu empresa  [Plantillas gratis] >> ” src=”https://no-cache.hubspot.com/cta/default/53/5812d0d7-d327-4cbe-bc76-7ef4b46afd14.png” align=”middle”></a> </p>
<div class=

¿Qué son las debilidades de una empresa?

Las debilidades de una empresa son un conjunto de factores internos, por los que una organización se ubica en posición de inferioridad o desventaja ante sus competidores más cercanos. Si no son identificadas oportunamente pueden afectar el logro de objetivos a corto y largo plazo.

El concepto de debilidades proviene del análisis FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) y hace referencia a todas las áreas en las que la compañía presenta fallas o deficiencias, que impiden o retrasan el alcance de las metas fijadas con anterioridad. Este concepto puede ser identificable mediante una revisión interna, siendo su propósito buscar soluciones para mejorar la actividad de un negocio, permitiendo aplicar las estrategias correctas.

¿Por qué es relevante que conozcas las debilidades de tu empresa?

Cualquier organización debe identificar sus debilidades para tener un panorama realista sobre los aspectos en los que está fallando para mejorar o cambiar de rumbo. El objetivo es que la compañía logre modificar sus acciones hasta convertir sus debilidades en oportunidades.

Las debilidades empresariales se originan luego de una estrategia incorrecta. Por ello tener la capacidad de reconocerlas es de gran ayuda, sobre todo para no aferrarse a una medida o decisión, pues eso significa frustración, pérdida de dinero, tiempo y clientes.

Es necesario acudir a la información que se genera constantemente en tu empresa pues eso te ayudará a ubicar los puntos débiles. Puedes consultar contratos, facturas, informes, planes de trabajo, reportes de desempeño, estadísticas y cualquier dato que permita visualizar la situación real de la compañía en todos sus departamentos, así como las relaciones que se establecen entre cada uno.

Si recolectas la suficiente información sobre las debilidades podrás sintetizar los hallazgos encontrados y tomar medidas pertinentes que te lleven a resolver o enfrentar las problemáticas de formas creativas o innovadoras.

10 ejemplos de debilidades de una empresa

Conocer cuáles son las limitaciones o debilidades de tu empresa no siempre es fácil, quizá porque hay un estado de aparente estabilidad o porque a veces a los tomadores de decisiones les cuesta aceptar un panorama adverso. Cuando realices tu estudio, considera que es totalmente natural que cualquier compañía tenga puntos débiles y, por más oscuro que sea el panorama, siempre habrá fortalezas

Asimismo, tus debilidades son únicas porque cada empresa tiene una operación particular. Es posible que compartas algunos matices con compañías o sectores, pero realmente tus limitantes serán exclusivas; por lo tanto, las soluciones también deberán ser únicas para tu organización.

Aquí tienes un listado de las debilidades más comunes, que puedes tomar como ejemplo:

1. Alto costo de producto respecto a la competencia

Ofertar productos a precios altos (con relación a la oferta de la competencia) puede generar falta de interés por parte de tus clientes, ya que podrían considerar a tus productos o servicios como algo inaccesible. Por otro lado, si el precio está dentro del nivel de tus competidores, pero la variedad, usabilidad y materiales que ofreces no son equiparables, los clientes preferirán gastar su dinero con quien les brinde una mejor relación calidad/precio.

2. Incumplimiento de las políticas empresariales

Carecer de políticas empresariales o ignorarlas te llevará a una alta desorganización y no lograrás los objetivos que te propusiste. Si los procesos y responsabilidades están mal planteados al interior del negocio impactan negativamente en tu productividad y ralentizan el crecimiento. Además, se corre el riesgo de incumplimiento con clientes, proveedores, socios y otros stakeholders.

3. Deficiencia en atención al cliente

Brindar una atención deficiente al cliente repercute en la percepción de marca, contribuye a la pérdida de ventas e influye directamente sobre la lealtad hacia tus productos o servicios. En la actualidad es común que muchas empresas no se hayan adaptado y no sepan gestionar las exigencias de inmediatez que requieren los usuarios para obtener una experiencia satisfactoria.

4. Falta de financiamiento

Carecer de planes estratégicos financieros a futuro limita el crecimiento de las compañías, poniendo en juego incluso su permanencia en el mercado. A veces, dentro de una empresa hay buenas ideas y gente muy capaz para desarrollarlas, pero no hay recursos necesarios para llevarlas a cabo. Quizá tu compañía siempre ha optado por no incluir inversionistas o no pedir créditos, pero si no cambias ese enfoque arrastrarás esta debilidad durante mucho tiempo. 

5. Ausencia de capacitación

Si todos tus empleados trabajan de manera mecánica y apática, tu empresa no verá crecimiento. Una parte fundamental es que su talento humano se desarrolle de forma constante para estar al día en tecnología, herramientas y conocimientos que ayuden a la compañía a elevar su nivel. Por esto la capacitación es clave. 

6. Deficiencias en el inventario

Mantener controlado un inventario es fundamental. Si no tienes organizado y perfectamente contabilizado tu stock de productos no podrás surtir pedidos adecuadamente y perderás clientes, lo cual se verá reflejado en tus ingresos. Además, si no llevas un control exhaustivo, tus empleados no podrán localizar los productos, tendrás un sobrealmacenaje y, peor aún, no podrás saber qué productos se venden mejor. En resumen, un almacén desorganizado es sumamente perjudicial financieramente. 

7. Insuficiente o nula investigación de mercado

Hoy en día la investigación de mercado es imprescindible para cualquier empresa que comercializa productos o servicios. Y de ella dependerán las estrategias de marketing que puedas implementar. Si no inviertes en esto perderás oportunidades valiosas de crecimiento. 

Copy & Paste Your Way To Success!

THE EMAIL MARKETERS' GAME PLAN

12 Campaigns To Give Your Email Marketing Super Powers

8. Altos costos en procesos de producción

Si tu maquinaria, materias primas, rentas de locales, mantenimiento, servicios y otros insumos suelen ser demasiado costosos, se reducen las ganancias de tu compañía y su rentabilidad, por ende bajará tu competitividad, pues a menores ingresos, menores inversiones.

9. Deficiencias en la logística o distribución de productos

Actualmente, la logística en la distribución de productos es un ramo que se encuentra en constante transformación, sobre todo, con el auge del e-commerce. Un mal manejo de la logística redunda en entregas tardías y clientes insatisfechos. 

10. Toma de decisiones impulsivas y vacíos de poder

Una empresa requiere orden en sus procesos y roles. Así que la toma de decisiones por impulso y sin fundamento es una mala decisión, porque la compañía se vuelve una entidad voluble y ambivalente que depende del carácter o los deseos una o varias personas. Esto pasa con frecuencia cuando se trata de una empresa familiar y quienes ocupan los cargos directivos no cuentan con la formación y experiencia necesarias, sino que asumen el puesto con la idea de superficial (y fantástica) de que se haga lo que ellos digan. Esto causará que los empleados ignoren las instrucciones (por considerarlas absurdas) y se generen vacíos de poder, es decir, que no haya alguien con la suficiente autoridad para conducir adecuadamente la empresa.

Para identificar las debilidades con las que cuenta una empresa, debes formular una serie de preguntas a tus clientes como: ¿cuál es su percepción sobre mis productos o servicios?, ¿por qué compran o no mi marca? o ¿qué les gusta de mi competencia? Por otro lado, también debes tomar en cuenta lo que piensan tus colaboradores: ¿sus funciones son claras?, ¿valoramos sus habilidades?, ¿les damos la suficiente retroalimentación y capacitación?, ¿cómo lograríamos ahorrar energía, materiales y otros recursos? ¿cómo podemos optimizar nuestros procesos?

Trata de ser lo más objetivo posible. A continuación te mostraremos algunos pasos que te ayudarán a identificar las debilidades en tu organización.

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top